Construcción de la Seo, el simbolismo de la fachada

"Resulta significativo que las más importantes realizaciones románicas salgan de las abadías benedictinas; en el gótico pleno, salen de las catedrales y en el gótico tardío de las iglesias parroquiales ..." Erwin Panofsky.
Hasta ahora hemos visto los siguientes temas referentes a la construcción de la Seo de Manresa:

En este capítulo haremos un recorrido por el simbolismo de la fachada del templo.
Si no se indica la fuente, todas las fotos y planos son de Jaume Espinalt.

Se recomienda empezar la lectura del tema "Crear en Gótico" por el primer capítulo para tener una visión general.
Habíamos comentado que la Seu de Manresa se empezó a construir al poco tiempo de haberse iniciado la catedral de Barcelona, ​​a lo largo de seis siglos el espíritu competitivo de los manresanos no había aflojado, cuando se enteraron de que en Barcelona querían construir una fachada para su catedral, Manresa consideró que ya era hora de que su Seo también tuviera una fachada digna. 
Este capítulo sólo se puede interpretar como un ejercicio de arquitectura-ficción, ya que no hablaremos de la fachada neogótica que se puede ver actualmente en la Seu de Manresa y es obra del arquitecto Soler i March; construida a principios del siglo XX gracias al mecenazgo del patricio manresano Prudenci Comelles. 
Se trata de intentar imaginar cómo podía ser la fachada que Berenguer de Montagut proyectó para Manresa. Hay muchas iglesias que se han acabado como buenamente han podido, si es que se han llegado a acabar nunca. Este ejercicio nos debe permitir analizar un edificio inconcluso e intuir como el arquitecto hubiera querido terminarlo. Pero aún nos falta hacer un largo viaje por la historia para poder tener más elementos de juicio. Por ejemplo, sabemos que la fachada y el último tramo de la iglesia de Cervera colapsaron; la fachada actual que se puede contemplar no tiene nada que ver con el proyecto original. Nunca seremos capaces de imaginar exactamente como habría podido ser el original, pero seguramente podremos intentar aproximarnos a ella. 
Continuando con nuestro recorrido sobre la simbología aplicada, vamos por un momento a leer el Génesis que nos aportará un poco más de luz para construir nuestra fachada. Es de sobra conocido los regateos que tuvieron diferentes personajes bíblicos (Abraham, Lot, Moisés, etc.) con Dios, el motivo siempre era el mismo: el extraordinario rigor con que Dios quería castigar a los pueblos o la gente (Sodoma, Gomorra, Isaac, las plagas de Egipto, etc.). Este sistema no funcionaba, el mundo se hundía, luego Dios rectificó y en lugar del rigor utilizó la misericordia, tampoco fue la solución. Finalmente logró conciliar el rigor con la misericordia y salió la justicia. En Génesis XIX encontramos sintetizado este fenómeno, cuando dos ángeles fueron a Sodoma: uno tenía que salvar a Lot (misericordia) y el otro tenía de destruir la ciudad (rigor) y esto lo hacían porque Abraham previamente lo había negociado con Dios (justicia). Un tercer ángel mientras tanto, había anunciado a Sara el nacimiento de su hijo Isaac. Esta misma historia se puede extrapolar a los Evangelios, cuando Jesús es clavado en la cruz junto con los dos ladrones, el ladrón bueno representaría la Misericordia (el Lot de Sodoma) y es salvado en el último momento por la intercesión de Jesús que representa la Justicia (Abraham) y el otro ladrón que no es perdonado, representa el Rigor. Hemos visto pues, como han aparecido tres nuevos elementos para añadir al rompecabezas: Rigor, Justicia y Misericordia. 
Una fachada debe ofrecer y proporcionar una visión sintética del edificio. Estructurada sobre un eje vertical de simetría, tenemos que saber ver en ella una imagen de la "montaña celestial", donde en su cima situaremos la cruz, irradiando su luz hacia ambos lados o vertientes de esta montaña. De entrada ya nos está delimitando una forma geométrica triangular que antes hemos visto que representaba a Dios y que está sustentado por una forma cuadrada (la planta de la nave) que representa la tierra, los hombres. En conjunto volvemos a unir cielo y tierra. Esta "montaña" normalmente esta edificada sobre la nave central. Las naves laterales estaban reservadas para ubicar las dos torres, que rememoran las dos columnas del templo de Salomón y los pilones egipcios. Quien busque un conocimiento directo de Dios y no le preocupe hacer un auténtico camino de iniciación, entrará en el edificio por la puerta principal, quien espere la Misericordia de Dios o tenga miedo de su Rigor, el camino de iniciación lo hará por las naves laterales. 
El nártex que era una parte anexa a la fachada de la iglesia y es donde se situaban las personas que aún no habían sido bautizadas y por lo tanto no tenían derecho a acceder al interior, no entra en nuestros propósitos, ya que por la época gótica había perdido su sentido. Aún así arquitectónicamente se siguió simulando en forma de arcos ciegos y otros elementos, como se puede ver perfectamente integrado en la fachada del Mar de Barcelona. 
Al hacer este camino de iniciación a través del eje longitudinal y horizontal de la nave central, en realidad estamos haciendo un camino a través de un eje longitudinal y vertical que nos lleva al Cielo, a Dios. Los tramos entre columnas serán los grados de ascensión. Si el camino lo hacemos desde las naves laterales, menos iluminadas, giraremos la vista hacia la nave central que es de donde procede la Luz, donde están los rayos del disco solar de la clave de bóveda absidal. 
Para poder hacer un camino de iniciación debemos acotar primeramente un espacio sagrado, saber que está dentro y que está fuera. Y esto lo delimitan los dinteles. Hay que tener presente que debido a la pérdida del simbolismo, la portada principal de la Seu de Mnaresa (arquitecto Martí d'Ivars) ya se construyó sin dintel. El dintel pues tiene la misión de separar el espacio sagrado del profano. Atravesar un dintel es un acto complejo, es saber que sales del mundo terrenal y entras en un mundo divino, entras en la casa de Dios. No todo el mundo estaba preparado para dar este paso.
Las puertas, el segundo elemento que encontramos y que hacen más vulnerable el edificio, son el punto por el que se invita a entrar al pueblo. A las puertas se le clavan unas "púas" de hierro en formas muy estudiadas para proteger mágicamente la entrada de malos espíritus. Recuerdo unas estudiantes francesas de historia, que un día vinieron a verme todo preocupadas diciéndome que en las puertas habían visto "cruces cátaras", uno de los guías de la Seu que estaba a mi lado, quedó perplejo por la observación. Estas "cruces" no son más que las "púas" que hace un momento comentábamos. Pero la observación no deja de ser interesante por tratarse de un edificio de la Cataluña central. 
Cruz Cátara Occitana y Cruz "Cátara" de Manresa. Está formada por dos piezas de fundición y tiene forma piramidal: la base tiene 6 cm. de lado y 1.5 cm. aproximadamente de alto con un pequeño agujero cuadrado en el centro; el clavo es cuadrado tanto el cuerpo como la cabeza.
Y seguimos avanzando por el templo. Cuando se entra en la Seu de Manresa por la puerta principal y miras la arista del centro de la bóveda y la distribución de los bancos en infinitas hileras te das cuenta de que algo no va bien, no hay nada simétrico. Que ha pasado? No puede decirse que la gente de mantenimiento no sepa situar un par de cientos de bancos equidistantes en el centro de la nave. 

Nota: últimamente en la Seu de Manresa y siguiendo el Plan Director, se han eliminado las luces que colgaban del centro de la nave y se han sustituido por unos focos fijados a las columnas, por lo que el efecto explicado, no es fácilmente verificable hoy día. 
La respuesta nos la proporciona de nuevo Pitágoras y su famosa disimetría pitagórica, sabemos que la nave no es recta sino que tiene un ligero giro, una cosa es que cuando entramos en la iglesia miramos fijamente la imagen de la Madre de Dios en línea recta y otra es que cuando nos acercamos lo hacemos a través de un gran segmento de arco. Toda la fachada principal ha sido desplazada hacia el lado Norte, pero la puerta y el rosetón se mantienen perfectamente simétricos en el centro de la fachada. Los arquitectos juegan con nuestras percepciones visuales y así tenemos que la puerta y el rosetón no los vemos simétricos con la bóveda, le han restado el equivalente a dos palmos de CD que antes le habían sumado y que nos daba el tamaño de la flecha del arco de la nave. 
Para entender la capacidad técnica de los constructores de la época, pese a no tener nada claro si en Martí d'Ivars aún seguía el guión de Berenguer, aportaremos cuatro numero más que corresponden al final de la nave justo detrás del muro de cierre de la portada principal. 

  • la anchura de la nave tiene 18.20 metros de luz (6.5 CD) 
  • el eje de simetría lo tendríamos situado a 9.10 metros 
  • el centro de la bóveda está situado en (9.10 - 1 palmo de CD) 
  • el centro de la puerta está situado en (9.10 + 1 palmo de CD) 
En cambio la puerta y el rosetón están perfectamente centrados cuando lo miramos desde el exterior, la puerta queda centrada en medio de una pared de 16.80 metros (6 CD) y flanqueada por los dos grandes contrafuertes. La "trampa" que obviamente la gente que no lo sabe, ni se da cuenta ni la nota, sólo la puedes descubrir cuando desde arriba la cubierta miras la cruz que hay centrada en el culmen de la fachada y luego miras la cumbrera de las cubiertas y te das cuenta que no están en línea o si observas a qué distancia están las esquinas de los antepechos (muro perimetral) de la cubierta en relación con los pináculos de los contrafuertes de la fachada.
Ya hemos comentado que la fachada principal no es perpendicular al eje de la nave por la disimetría pitagórica aplicada, pero unos técnicos con mentalidad vitruviana, tenían que disimular esta especie de imperfección, por eso el potente contrafuerte del lado Norte (lado capilla del Santísimo) es un palmo más largo (16 palmos de CD) que el del lado Sur (Baptisterio) (15 palmos de CD). De esta manera los urbanistas podrían mejorar el acceso a la fachada con escalinatas o zonas ajardinadas sin problemas de asimetrías. 

Disimetría de la nave, en primer término una antigua restauración donde esto no se tuvo en cuenta y se pretendía construir un muro perimetral recto y perfecto, que uniera el ábside de la nave con los pie de la iglesia (al fondo). 


Y continuando con la fachada principal, la luz de la puerta tiene una anchura, mira por dónde, de 22 palmos de CD. Recordamos qué tamaño tiene la luz de la bóveda principal? Pues también 22 pero en este caso, 22 VA. En cuanto a la altura, tiene 3 CD que lo podríamos relacionar fácilmente con la Trinidad o bien el triángulo equilátero donde se integra la sección del edificio. Pero según Vitruvio: "... se fijará que la altura de la puerta de los templos sea equivalente a la altura del edificio dividido por 3,50...". 
Huelga decir que también lo cumple.
Vamos a verlo:

  • Altura de la nave + espesor de la bóveda + antepecho (barandilla) = 29.40 m 
  • 29.40 / 3.5 = 8.40 m. ; 1 CD = 2.80 m. ; 8.40 / 2.80 = 3 CD 
El siguiente plano obra de Marcel Aubert (1920) y bajado de la web oficial, nos presenta la catedral de Nuestra Señora de Paris, comenzada en tiempos del obispo Maurice de Sully (1163) y del rey de Francia Luis VII; es una nave cubierta con bóveda sexpartida, pero lo que nos importa en este momento es saber ver la disimetría pitagórica; hemos elegido esta catedral por la calidad del dibujo, habríamos podido tomar Chartres o Saint Dennis, en todos los edificios el giro es hacia la misma dirección. 


Hay una parte de la simbología de las fachadas que aunque menos conocida es importante comentar. Es la llamada "arquitectura sexual sagrada". Considera que cuando uno entra en un templo se produce una fusión de cuerpos y espíritus; un acoplamiento sexual entre el hombre y Dios que lo devuelve a los orígenes, al vientre de la Madre Tierra.
Este hecho provoca la liberación de energía positiva por parte de las fuerzas telúricas o wouivres que hemos visto antes, es interpretado por el cerebro casi como un orgasmo espiritual. Es lo que se llama el "Principio Femenino" representado por Sophia (sabiduría), este principio no era desconocido por los Templarios pero evidentemente la Iglesia de Roma hacía siglos que intentaban taparlo. Aquellos monjes guerreros habían encontrado una conexión entre La Madre Tierra - Isis - La Magdalena (portadoras de semillas de Vida). 

Es evidente que no se puede demostrar que Berenguer conociera o incorporara en sus fachadas la simbología que vamos a describir.
La fachada de una catedral es en síntesis una representación a gran escala de los órganos sexuales y reproductores de una mujer, no hablamos de cualquier mujer, nos referimos a la Diosa Madre o Madre Tierra, hemos visto antes que es precisamente en el mes de Mayo donde está ubicada la entrada al templo.

  • el rosetón equivale al clítoris (por el mensaje subliminal que emite
  • las arquivoltas son los labios (focaliza la mirada en el punto de acceso
  • la puerta principal es el orificio vaginal (paso imprescindible para entrar
  • las dos torres representan a los ovarios (se comparan los ovarios con el bautizo y la eucaristía como semillas de vida
  • la bóveda de la nave es el vientre hinchado de la Diosa Madre (retorno a los orígenes
No hay que ver en estas comparaciones ninguna animadversión hacia los postulados de la Iglesia, tampoco es ninguna broma de mal gusto, no lo haría nunca. Le tengo mucho respeto a la Madre de Dios, respeto mucho a las madres que tienen hijos que las hacen sufrir y Jesús tenía que hacer sufrir mucho a su madre. Todo ello es muy sencillo e inocente. Sin duda es un recuerdo pagano, pero es lo que se creía antes que Jesús viniera a poner orden al caos. Teorías freudianas lo tienen bien presente cuando dicen que se busca retornar al origen de la vida, al vientre materno, en momentos de miedos y dudas. ¿Que hay mejor que el calor de una Iglesia para encontrar consuelo en momentos de miedos y dudas? ¿Que hay más dulce que la mirada amorosa de una Virgen que preside el altar mayor? Las cuevas o grutas han servido históricamente para todo, desde lugares donde vivir y descansar eternamente hasta santuarios, en estos lugares siempre había agua cerca y se podían producir milagros, ya lo hemos visto al hablar de la ubicación del templo, las corrientes druídicas o como todo ello nos recuerda Lourdes.
Nota: No es hasta mitad del siglo XVI que el anatomista italiano Gabriele Fallopio identificó las trompas que llevan su nombre. Por más que la masonería se esfuerza en asignar partes tan concretas de la anatomía femenina a un portal y que los griegos ya tenían alguna parte identificada, tenemos nuestras reservas sobre si en los siglos XIII y XIV se pensaba realmente así; de todas maneras es un tema suficientemente interesante como para comentarlo.


Se han escogido las fachadas de Santa María de Vilafranca del Penedès (neogótica) y de Santa María de Castelló d'Empúries, para ver todos estos elementos que hemos introducido, ya que en Manresa no le llegaron a construir nunca este tipo de fachada.
Otra de las "patologías" atribuidas a la Seu de Manresa, es el extraplomo que se aprecia en la puerta de Sta. María. Otra vez hemos confundido defecto con sabiduría. Cuando se sube a la Seo se hace por una calle muy empinada, el cuerpo no puede mantenerse en posición perpendicular al suelo como cuando de anda sobre una superficie horizontal, esto quiere decir que tienes que adaptar tu cuerpo al angulo de la calle para mantener el equilibrio. Si además de este revuelo que le provocamos al cerebro, le decimos que tiene que verificar unas longitudes, que el ojo tiene que medir la distancia hasta el pie de la puerta o su altura máxima,  el cerebro comprueba que no coinciden, en el fondo estamos creando una falsa percepción óptica, pero Vitruvio que no dejaba nada al azar también calculó la fórmula para armonizar esta percepción con la realidad y lo que vemos en la Seu de Manresa cuando miramos la puerta, sólo por el lateral, no por la parte frontal, es el resultado de esta corrección vitruviana.
Debemos tener presente que hace unos cuantos siglos rebajaron la pendiente de la calle más de medio metro para que no fuera tan difícil, quiere decir que la percepción actual no es la misma que tenían cuando hicieron la puerta de Santa María.
El escalón que hay que flanquear para entrar en el interior del edificio, es más un estorbo que una necesidad, pero incluso a este nivel de especulación llegaron en la simbología aplicada y nos indica que es el primer paso que hemos hecho del camino de iniciación.
En Egipto el camino de iniciación que llevaba a los lugares más sagrados del templo, era flanqueado por hileras de esfinges, eran los Caminos de Dios. Nosotros tenemos columnas, el hecho es delimitar un camino. La misma forma de la nave, perfectamente estudiada para mantenerse en pie y hacer mirar al cielo a los devotos, ayuda a avanzar hacia el altar, hacia levante; incluso el ventanal del centro del ábside es más dimensionado que los demás para poder aportar más luz, para focalizar mejor la vista hacia aquel sector.
Hablando de puertas, aún nos queda por ver la "puerta de acceso al Conocimiento, a la Sabiduría"; es la puerta Sophia. Recordemos la catedral de Santa Sofía en el fondo quiere decir Hagia Sophia. Actualmente ni se encuentra en su ubicación original ni la podemos interpretar en toda su magnitud. Antiguamente, cuando se entraba a la Seu de Manresa por la puerta principal (antes de la guerra del 1936), lo primero que se encontraba delante de la nariz era el inmenso coro de los canónigos. Por el lado posterior, la que daba a la portada principal, el trascoro, era un muro de piedra con los 12 Apóstoles y en medio una puerta. No una puerta cualquiera, era la puerta del Conocimiento.
Nota: Esta puerta junto con toda la fachada del coro de los canónigos, fue trasladada al final de la nave después de la guerra civil, ya que no volvieron a reconstruir el coro central. Observaron que el arco era muy pequeño, ya que lo querían hacer coincidir con la puerta principal de acceso y tuvieron la idea de incorporar unas dovelas a cada lado siguiendo la arquitectura del arco para ganar luz.

La puerta está flanqueada por cinco "ángeles" y con este sencillo disfraz han pasado durante un buen puñado de siglos completamente desapercibidos. Pero. ¿Quienes son estos inocentes ángeles?
  1. El que preside y lo controla todo desde su posición más elevada es Melquisedec.Un personaje un poco oscuro en la Biblia, sale muy poco. Era rey de Jerusalén y al mismo tiempo gran sacerdote (un equivalente a santo padre) de El Elyon (dios Sol) o bien del Dios más Alto. Era contemporáneo de Abraham y utilizaba la formula del pan y el vino en sus celebraciones. En aquellos tiempos la religión que se profesaba ni era la cristiana ni la judía, era politeísta. Ni Abraham ni Melquisedec podían creer en Yahve porque aún no existía. Hace un momento comentábamos que el Tsedeq representaba a la casta sacerdotal, ahora vemos que esta palabra forma parte del nombre Melquisedec, poco a poco todo va encajando. Las preguntas que nos quedan para responder podrían ser: ¿Porque la Iglesia enfatiza el papel de Abraham, cuando éste ocupaba en el organigrama un espacio inferior en relación a Melquisedec? o bien, ¿Porque los constructores de las catedrales "cristianas" otorgan al rey del dios Sol, el privilegio de dar la bienvenida a todos los que entre en el Templo? 
  2. A la derecha de Melquisedec, encontramos a Salomón, constructor del templo de Jerusalén, con herramientas de albañilería. 
  3. A su izquierda, encontramos David (padre de Salomón), es el más joven de todos, en las manos aún lleva la honda con que ha matado a Goliat. 
  4. En un nivel inferior a la derecha encontramos Aarón (el de la vara VA), en las manos lleva precisamente la Vara de medir iglesias. 
  5. En el mismo nivel, a la izquierda encontramos Moises (hermano de Aarón) arrastra una gran columna. Las escrituras dicen: "Y cuando Moisés entraba en el tabernáculo, la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo y Yehova hablaba con Moisés". 
Si hiciéramos una pregunta sobre dónde más podemos encontrar los cinco reyes del conocimiento, seguro que todos lo adivinarían: Chartres.
La obra de fabrica del coro es del año 1489, por estas fechas, el oscurantismo ya se había apoderado completamente de la iglesia y ya no lo dejaría más. Si hasta ese momento habríamos encontrado pocos símbolos relacionados con la pasión y muerte de Jesús (la clave de bóveda con Jesús crucificado es moderna) en una catedral, ahora ya empiezan a aparecer. Los constructores fieles a su propia doctrina - que ya hemos visto que no es cristiana precisamente - tenían que hacer lo imposible para intentar explicar lo que ellos querían pero con una apariencia cristiano-romana. Así tenemos que los cinco reyes del conocimiento como son ampliamente reconocidos, se convierten en cinco oscuros personajes que llevan los atributos de la Pasión de Cristo.


Estos atributos - bastante más de cinco, precisamente - son los siguientes:

  • clavos 
  • columna (para atar a Jesús) 
  • corona de espinas 
  • dados (para jugarse la túnica de Jesús) 
  • escalera 
  • esponja (para empaparla de vinagrey darla a beber a Jesús) 
  • látigo (para azotar a Jesús) 
  • gallo 
  • lanza 
  • martillo 
  • tenazas 
  • túnica 

Cristo con atributos de la pasión, retablo de la Santísima Trinidad de Manresa, (fotocopia pegada sobre un tablero, la tabla original se encuentra en Vic) 

Pero en definitiva todos estos atributos formarían parte del "atrezzo", no son importantes. Si querían mostrar a la población unos atributos de pasión, porque no empezaban por el más importante, la cruz? Unos "ángeles" que son enviados o mensajes de Dios, no llevarían nunca instrumentos de pasión para facilitar la muerte del hijo de Dios, Jesús. 
El altar sería el punto intermedio entre el cielo y la tierra; entre los hombres y los dioses, ya he hablado ampliamente en el capítulo dedicado a "Continente - Contenido". Es el lugar donde se celebran los sacrificios. Desde este punto se organiza toda la arquitectura del edificio. Y confluyen todos los ejes: el cielo representado por la bóveda, la tierra para el pozo energético; también el norte y levante se encuentran en medio del altar, es sencillamente el "axis mundi". Y presidiendo el altar, la imagen de la titular: la Virgen del Alba. Cuando en Egipto moría un rey, el que lo tenía que suceder lo "mataban" haciéndole tomar unas hierbas, mientras estaba "muerto" podía viajar junto con el rey "difunto de verdad" a la Tierra de los Muertos y allí aprender la lección de Isis-Osiris-Horus, cuando el nuevo día estaba a punto de nacer, el que había de ser nuevo rey iba "resucitando" poco a poco y su despertar a la vida coincidía justo con la presencia de la estrella del alba (Venus) que era considerada su diosa Astarté. 
Para los egipcios esta estrella divina era un símbolo del renacimiento y algo que les permitía una continuidad y seguridad en su quehacer diarios, su representación en jeroglífico egipcio no hace falta decir que era la estrella de cinco puntas. Los hebreos también hicieron suya esta tradición. 

En Manresa su titular histórica es sencillamente Santa María de Manresa, la advocación documentada del Alba es más tardía. La imagen en piedra que podemos ver en el portal de santa María, más cercana en el tiempo a Berenguer que la talla en madera que preside el altar, lleva en el pecho una especie de medalla que diferentes autores han considerado una representación del Sol, pero que entendemos que hace referencia precisamente a la estrella del alba, la misma imagen en la mano derecha lleva una flor otro rasgo característico de Astarté. Astarté era conocida por los griegos como la diosa Astrea, hija de Zeus y Temis, representaba a la Justicia; su padre la hizo subir al cielo, se la representa habitualmente con una gran aureola brillante de estrellas y una antorcha, celebraban la onomástica el 15 de Agosto. Esta es la representación en madera que se puede ver presidiendo el altar mayor.
En definitiva el papel de la arquitectura sagrada era facilitar y hacer de guía en el camino que nos lleva a Dios. 


Imagen de la titular en la fachada Norte, obra de Berenguer Ferrer, primera mitad del siglo XIV.